Los últimos años han demostrado que vivimos en un mundo cada vez más complejo. Algunos incluso han bautizado esta época como la era BANI (‘brittle’, ‘anxious’, nonlinear’ e ‘incomprehensible’). Es decir, como un momento frágil, de nerviosismo, no lineal e incomprensible.

En este contexto, la figura del CEO y los portavoces han cobrado especial importancia como altavoces y catalizadores de la información de las compañías.  Las redes sociales como Linkedin ofrecen al C-suite y empleados, por ejemplo, una herramienta muy valiosa para transmitir la visión de las compañías y trabajar en la reputación de la organización para la que trabajan. Pero donde un portavoz se la sigue jugando es, sin duda, en el tú a tú.

Una rueda de prensa puede suponer todo un desafío y convertirse en lo último que recuerden los medios de comunicación sobre ti. Que se lo digan a muchos políticos. Otras veces, puede convertirse en una oportunidad para salir reforzado de una crisis, pero para que esto suceda es fundamental estar preparados.

La formación de portavoces es muy importante porque el portavoz de una marca o compañía es, al final, quien da la cara ante el público y es el principal valedor de los mensajes clave. Y, al mismo tiempo, es quien tiene que salvaguardar esa imagen pública de la marca”, asegura Diego Rovés, Director del área de comunicación de consumo de APPLE TREE en el podcast NEW THINKING.

Tal y como se recoge en el podcast, una formación de portavoces siempre es necesaria en momentos previos a la comunicación resultados financieros, explicar la aportación a la sostenibilidad del planeta de la compañía, si cumple o no con algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, o la comunicación de lo que aporta un producto al consumidor.

La primera técnica es estar bien preparado y saber qué es lo que tienes que transmitir en cada uno de los encuentros u ocasiones en los que vayas a ser el portavoz. Es decir, tener un buen documento de mensajes, con una serie de proof points o argumentos para sostener esos mensajes principales. Y luego, tienes determinadas técnicas o elementos que pueden ayudarte a estar tranquilo con lo que vas a tener que decir. Pero, sobre todo, terminar esa intervención de manera satisfecha”, añade Diego Rovés.

Además de todo lo comentado, hay pequeños trucos que pueden ayudarnos a afrontar con éxito a hablar en público, ante los medios o en otros contextos corporativos:  llegar con tiempo para no sentirnos apurados y que la mente se nos vaya a otro sitio, hablar previamente con el periodista para poder tener un ambiente más distentido, ejercicios de respiración, de estiramiento facial, incluso la ropa que vayamos a llevar, que no nos resulte incómoda.

Desde APPLE TREE nuestro equipo de profesionales asesora a miembros de la alta dirección de las compañías a construir su reputación abordando todos los aspectos relacionados con el liderazgo efectivo, como son la comunicación y confianza a través de sesiones y workshops personalizados y adaptados a las realidades del negocio.